Bienes en el extranjero, retención del 1% e ITP en el alquiler de viviendas.

La importancia de declarar bien los bienes en el extranjero.
Como cada año, Hacienda ha abierto el plazo voluntario para la presentación de la declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero (Modelo 720), cuyo plazo finalizará el próximo 31 de marzo

En el caso de no presentarse esta declaración, estando obligado a ello, tendrá que afrontar una sanción de 5.000 euros por cada dato omitido, con un mínimo de 10.000 euros, o de 1.500 euros si presenta fuera de plazo sin requerimiento previo de Hacienda.
 

Además de la multa anterior, si no se presenta el modelo 720 y Hacienda descubre los bienes no declarados situados en el extranjero, éstos tendrán la consideración de ganancia de patrimonio no justificada, y tributarán integrándose la valoración de esos bienes en la base liquidable general de su renta del ejercicio más antiguo entre los no prescritos, con sus correspondientes intereses de demora.

Para las ganancias patrimoniales no justificadas se establece adicionalmente una sanción del 150% de la cuota defraudada. Sólo en el caso en que los bienes no declarados procedan de rentas declaradas o que se hubieran obtenido en un ejercicio en el que el declarante no era residente en España, podrán evitarse estas graves consecuencias.

 

 

Desaparición de la rentención del 1%.
A partir del 2016 desaparece la obligación de practicar retención del 1% a empresarios que realizan determinadas actividades de fabricación y construcción (pintores, fontaneros, albañiles, carpinteros, confección textil…), por haber quedado dichas actividades excluidas del régimen de módulos (que en 2016 pasan a tributar por estimación directa).

Sí seguirá existiendo únicamente la obligación de practicar el 1% de retención cuando su empresa contrate servicios de transporte de mercancías por carretera,  realizados por empresarios que sigan tributando en 2016 por el régimen de módulos.

Es muy importante tener en cuenta este cambio, dado que el obligado a practicar e ingresar a Hacienda las retenciones siempre es el pagador (cliente).


Recupera aquí nuestra Newsletter
dondehablábamos de la obligación del receptor de la factura a pagar la retención de la factura de los profesionales.

 

 

El ITP del arrendamiento de la vivienda : el inquilino debe pagar el impuesto.
Recuerde que aunque el alquiler de viviendas a particulares no lleva IVA, los inquilinos están obligados a satisfacer Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), al formalizar el contrato de arrendamiento.

El obligado al pago a título de contribuyente será el arrendatario, cualesquiera que sean las estipulaciones establecidas por las partes en contrario. Ahora bien, también aparece contemplada la responsabilidad subsidiaria del arrendador, si este hubiera percibido el primer plazo de renta sin exigir al arrendatario justificación de haber satisfecho este impuesto.

El abono de este impuesto ha de hacerse efectivo en los 30 días hábiles posteriores a la firma del contrato de alquiler y por toda la duración del contrato (y no cada año). Tan sólo se pagaría cada año si el mismo fuera a prorrogarse de año en año.

Por último, tenga presente que todo inquilino que no esté al día puede recibir de Hacienda la notificación de liquidación provisional y después, si no presenta alegaciones, la carta de pago (con intereses de demora). Este requerimiento puede conllevar una sanción del 50% para deudas elevadas o si se constata la intención de defraudar.